Seguidores

martes, 29 de mayo de 2012

TIPOS DE VIVIENDAS ROMANAS

Pompeya era una ciudad cualquiera de las muchas del Imperio Romano y, como tal, en ella podemos encontrar casas de todo tipo. En función de la clase social a la que pertenecieran los propietarios de la casa, distinguimos cuatro tipos de casas: la insulae, la domus, la villa suburbane y la villa rusticae. Insulae: la mayoría de la población romana vivía en unos apartamentos lla
mados cenácula, situados en unos edificios llamados insulae. Eran las viviendas que correspondían a las clases populares. Por fuera, las insulaes parecía unos magníficos edificios, pero estaban construidos con materiales baratos y de mala calidad, lo que hacía que siempre tuvieran riesgo de derrumbamiento o incendio. Eran muy parecidas a los pisos actuales, pero no tenían agua corriente ni baño, así que las heces eran depositadas al final de la escalera en un recipiente común o eran lanzadas por la ventana. Domus: vivienda unifamiliar donde vivían las familias con cierto nivel económico, cuyo cabeza de familia recibía el nombre de dominus. Se accedía a la casa a través de un reducido vestíbulo, a partir del cual había un atrio techado con una abertura en el centro llamada compluvium, por donde entraba el agua de lluvia que se recogía en el impluvium. El centro era el centro de la vida doméstica, y en él se encuentran elementos tan importantes como las estatuas de los antepasados, y donde se hacían ofrendas a los dioses protectores. Al lado del atrio encontramos el tablinum, que era una especie de archivo. El triclinum eran estancias donde se realizaban las cenas y se dedicaban al reposo. Los dormitorios eran los cubiculum. El resto de las estancias eran la cocina (culina) y los baños. En algunos casos podemos encontrar bodegas subterráneas, y en las casas construidas a partir del s. II a.C., aparecen por influencia griega los peristilos (patios ajardinados rodeados de columnas), en torno a los cuales estaban las habitaciones. Villa suburbane: estaban situadas en el extrarradio de las ciudades y normalmente eran viviendas amplias y suntuosas, adornadas lujosamente, destinadas al ocio de la familia. Las familias que vivían en estas casas ya pertenecían a la clase alta, eran los más adinerados. Villa rusticae: se encontraban en el campo y estaban adaptadas a la agricultura, así que normalmente se dedicaban a la explotación económica del territorio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada